Blog AMA Global

No Puedo Vivir con Ellos, No Puedo Vivir sin Ellos: Tratando con Empleados Difíciles de Alto Rendimiento

  • Por: Michael Feuer
  • Biblioteca AMA © Copyrights 2019

Una vez que usted identifica a un empleado valioso pero cuya personalidad o hábitos representan un problema, usted tiene dos alternativas. Puede simplemente deshacerse del empleado problemático y arriesgarse a las consecuencias o a perder productividad. O puede tomar una ruta más conveniente y encontrar la manera de tratar los defectos del empleado al mismo tiempo que toma ventaja de sus fortalezas. Si usted decide elegir la opción número dos, continúe leyendo para aprender los 3 tipos más comunes de empleados retadores y cómo manejarlos de la mejor forma…


Si alguna vez ha visto el programa “La Oficina” (The Office) en NBC, sabrá que el programa hace un uso divertido de los estereotipos del mundo de los negocios. Por supuesto, las personalidades, caprichos y gracias de los empleados de esta historia de ficción son llevados a los extremos, pero en gran parte lo encontramos divertido ya que son muy ciertos.

Mientras que estos personajes son divertidos en televisión, en el mundo real, lidiar con ellos puede hacer que los líderes quieran agarrarlos del cabello o tirar la toalla. No hay necesidad de que usted desperdicie su tiempo manteniendo empleados de bajo rendimiento. El dilema real ocurre cuando los empleados difíciles son además de alto rendimiento que hacen un excelente trabajo.

Una vez que identifica a un empleado valioso pero cuya personalidad o hábitos representan un problema, usted tiene dos alternativas. Puede simplemente deshacerse del empleado problemático y arriesgarse a las consecuencias o a perder productividad. O puede tomar una ruta más conveniente y encontrar la manera de tener una coexistencia pacífica aprendiendo cómo tratar los defectos del empleado al mismo tiempo que toma ventaja de sus fortalezas.

Si usted decide elegir la opción número dos, continúe leyendo para aprender los 3 tipos más comunes de empleados retadores y cómo manejarlos de la mejor forma:

1. EL “PRIMA DONNA”:
Él podría anunciar una solución brillante a un problema que tiene mucho tiempo o podría invariablemente atraer a los más grandes clientes. Pero a pesar de todo, su Prima Donna quiere ser aplaudido, reconocido, admirado y ser tratado como una celebridad. Este comportamiento consume tiempo, afecta a las operaciones del día a día y aleja a los otros miembros del equipo.

La Solución para Vivir con ellos: Ponga las cartas sobre la mesa. Dígale a su Prima Donna lo valioso que es y lo agradecido que usted está por su trabajo, pero también hágale saber que es realmente difícil tratar con él, y que está llegando a su límite. Pregúntele qué puede usted hacer para evitar problemas futuros, que su puerta está siempre abierta – pero déjele claro que esos comportamientos deben cambiar.

Hágalo parte de la solución poniendo la carga y responsabilidad sobre él para llegar a una solución para una convivencia pacífica y productiva. Déjelo ganar, pero en sus propios términos, no en los términos que él quiera. Recuerde que la mayoría de los Prima Donnas son regularmente personas muy decentes en el fondo. Usualmente su ego ha sido muy estimulado en el pasado o está escondiendo un complejo de inferioridad – o ambos.

Es evidente, que los Prima Donnas requieren más de su tiempo y atención, pero la alternativa es perder a un empleado de excelente rendimiento. Si logra entender qué es lo que hace que su Prima Donna sea así, habrá dado un gran paso para neutralizar este factor conflictivo mientras preserva su productividad.

2. SR. O SRA. “NO ES MI TRABAJO”:
Técnicamente, esta persona no rompe las reglas. Hace todo lo que su descripción de puesto dice y lo hace muy bien. Pero cuando se le pide ir más allá, expandir su rol o participar en otro proyecto responde con: “No es mi trabajo.”

La Solución para Vivir con ellos: Si usted es un líder, su trabajo es dejar claro en términos exactos que contribuir al éxito – en cualquier forma necesaria – es trabajo de todos. No todo lo que se le solicite a un empleado estará perfectamente definido en la descripción de su puesto. Sin embargo, una organización exitosa es un esfuerzo de equipo y algunas veces la gente necesita hacer más cosas para ayudar. Asegúrese de que cada miembro del equipo sepa que “lo que sea necesario” no es una opción – es un requerimiento. Ultimadamente, no importa que uno sea asistente administrativo o vicepresidente – son todos para uno y uno para todos.

3. EL PERFECCIONISTA:
Nadie puede negar que su residente perfeccionista es un excelente trabajador. Se asegura de que cada “i” tenga el puntito correspondiente y que cada “t” tiene su tilde – siempre. Él siempre continuará modificando un proyecto o reporte horas después de que alguien más lo haya declarado como “terminado”.

La Solución para Vivir con ellos: Normalmente, un empleado que piensa que un esfuerzo a medias es inaceptable, es un activo. Pero el perfeccionismo es otro tema. Como líder, usted debe asegurarse que sus empleados no sacrifiquen mucho tiempo – o que terminen en no lograr nada por estar buscando algo mejor – en búsqueda de lo mejor.

Trate de ayudar a los perfeccionistas a distinguir entre las tareas que deben hacerse al pie de la letra y aquéllas que pueden hacerse lo suficientemente bien sólo para continuar con el siguiente paso o apoyar otra iniciativa. Usualmente esta es una habilidad aprendida que puede ser difícil para la gente – especialmente aquéllos que temen cometer cualquier error – que la va a aceptar por primera vez. Sea muy claro y cauteloso cuando explique lo que debe hacerse… y cuánto tiempo y energía debe invertirse en cada tarea. Recuerde: si usted está apagando el fuego en un bote de basura, sólo necesita unos galones de agua, ¡no un tanque de agua entero!

Pensamientos Finales La mayoría de los problemas de personal entre las organizaciones se desarrolla porque los líderes ignoran una serie de pequeños detalles en el camino. Usted debe lidiar con la mayoría de las personalidades difíciles – y tener cuidado con los prima donnas, perfeccionistas y con los tipos de personalidad inútiles que van surgiendo. Y siempre mantenga en mente que usted no se está casando con estos empleados. Sólo necesita ser capaz de bailar con ellos ocasionalmente.

ACERCA DEL AUTOR
Por Michael Feuer | Cofundador de OfficeMax en 1988 comenzando con una tienda invirtiendo $20,000 dólares de su propio dinero junto con un socio y un pequeño grupo de inversionistas. Como CEO la hizo crecer hasta sobrepasar las 1,000 tiendas a nivel global con ventas anuales de $5 billones. También es CEO de Max-Ventures y fundador y CEO de Max-Wellnes fundada en 2010. Es autor de The Benevolent Dictator: Empower Your Employees, Build Your Business, and Outwit the Competition, editado por Dustin S. Klein (Wiley, 2011, www.benevolentdictator.biz)

Si este artículo fue de tu interés

Recomiéndalo aquí



American Management Association © Copyrights

American Management Association © Copyrights 2019

BIBLIOTECA AMA - Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin la autorización de AMA

Comparte este Artículo

    Glosario AMA Business   
Curso Relacionado

8800
Centro de Evaluación Assessment Center

- Calificación en la técnica para descubrir al personal idóneo en los puestos clave -


Logo AMA Global AMA USA   |   Management Center de México   |   AMA Asia Pacífico   |   CMC Canadá   |   MCE Europa-África-Medio Oriente
© 2019. «American Management Association». All rights reserved.